CULTIVAR TRUFA CON SUSTRATO

La última técnica para el cultivo profesional de trufa consiste en la utilización de sustrato en los pozos de plantación. Al añadir sustrato al hoyo donde se desarrollará la trufa, ésta crece con más facilidad y con una forma homogénea al estar rodeada de un lecho esponjoso y sin obstáculos.

Por ello, con esta técnica se consigue más cantidad de trufas, de mayor tamaño y con una forma más redondeada, lo cual facilita su comercialización en el mercado de consumo.

MÁS PRODUCCIÓN

La turba proporciona nutrientes repartidos uniformemente en el pozo donde crecerá la trufa. Eso aumenta las posibilidades de éxito en el crecimiento y hace que haya más cantidad de trufas que recolectar.

SE ADELANTA LA COSECHA

Mientras que las trufas suelen salir a los 7 años de la plantación, con el uso de sustrato se adelanta la cosecha al 4º o 5º año.

MEJORA LA CALIDAD DE LAS TRUFAS

Crecen con más peso y con una forma más redondeada y homogénea. Esto hace que se vendan mejor y a un precio mayor.

¿CÓMO USAR EL SUSTRATO PARA TRUFA?

El sustrato para truficultura aporta nutrientes repartidos uniformemente en todo el hoyo, así la trufa los obtiene sin esfuerzo y de forma regular.

El sustrato está compuesto de:

  • Turba, para retener agua y nutrir.

  • Coco, que le da esponjosidad y capacidad de rehidratarse.

  • Perlita, la que da la aireación